La serie, narrada por el actor Danny Glover, renueva su estética y contenidos para presentar casos que han permanecido años sin respuesta, así como el viaje que llevaron a cabo los distintos detectives para reabrirlos

Muertes en extrañas circunstancias se entremezclan con escurridizos criminales en una carrera a contrarreloj por descubrir la verdad

Existen ciertos crímenes que se convierten en auténticos rompecabezas donde una o varias fichas no terminan de encajar, lo que conlleva que algunos de estos casos acumulen polvo durante años a la espera de algún atisbo de luz capaz de descifrar el misterio.

El próximo martes 9 de abril, a las 23:30 horas, Crimen + Investigación estrena en exclusiva la serie nominada a dos Emmy Casos sin resolver. En la serie, el actor Danny Glover presta su voz para narrar casos que han permanecido años sin respuesta, así como el viaje que emprendieron los distintos detectives para reabrirlos.

La producción apuesta por renovar su estética y contenidos para reabrir varios delitos aportando distintos enfoques, cargados de nuevos giros y revelaciones. Atendiendo a los numerosos avances en tecnología forense que ha habido estos años, expertos y detectives tratan de dar con una solución que permita dar carpetazo a los -hasta ahora- irresolubles crímenes.

En EEUU, 120.000 casos de asesinato, siguen sin respuesta. Se archivan como casos abiertos y únicamente el 1% encuentra solución. Casos sin resolver explora ese 1% lleno de sorprendentes giros, y distintas relecturas que ofrecen nuevas pistas capaces de conducir al verdadero autor del crimen.

La serie presenta inquietantes casos como el de un pedófilo que asesinó a una niña sin dejar rastro en la noche anterior a Halloween; un matrimonio de la tercera edad asesinado a tiros en el bosque; o una chica de catorce años asesinada sin motivo aparente.