Canal Cocina pone sabor a la Eurocopa con recetas prácticas y deliciosas para disfrutar de los partidos - AMC Networks
  • ‘Me voy a comer el mundo’ realiza un recorrido por los países que participan este año en la competición, para descubrir sus costumbres culinarias, restaurantes y mercados más característicos
  • Blanca Mayandía, Iñigo Urrechu, Johann Wald o Elena Aymerich, entre otros cocineros del canal, comparten en ‘Picoteo futbolero’ propuestas para saborear las previas de los partidos, junto a la familia y los amigos, sin perder de vista el balón

Con motivo de la celebración de la Eurocopa 2021, que tiene lugar del 11 de junio al 11 de julio, Canal Cocina, producido por AMC Networks International, estrena a partir del jueves 10 de junio, a las 18:30h, un especial que invita a disfrutar de las veladas futboleras de la Eurocopa -junto a la familia y los amigos- con recetas prácticas y deliciosas.

Todos los fines de semana a las 23:00h, el canal emite ‘Me voy a comer el mundo’ con la periodista Verónica Zumalacárregui. Cada episodio está dedicado a los distintos países anfitriones que este año acogen la competición de fútbol. Ciudades como Moscú, Madrid, Nápoles, San Sebastián y París son sólo algunos de los lugares que recorre el programa para descubrir sus costumbres culinarias, restaurantes y mercados más característicos.

Asimismo, a partir del 10 de junio, de lunes a viernes a las 18:30h, y sábados y domingos a las 13:00h, el canal invita a los espectadores a un ‘Picoteo futbolero’, un nuevo espacio que propone una gran variedad de platos deliciosos y fáciles para preparar los días de Eurocopa. Cocineros como Blanca Mayandía, Iñigo Urrechu, Johann Wald o Elena Aymerich, entre otros, comparten algunas de sus mejores recetas para picar en casa, como ‘croquetas de gamba’, ‘empanada de mejillones’, ‘quesadillas de pisto’ o ‘bolitas fritas a los tres quesos’.

San Sebastián

La periodista pone rumbo hacia una de las capitales gastronómicas del mundo, donde conocerá a Martín Berasategui, Chef vasco que reúne doce estrellas Michelín entre todos sus restaurantes, y cocinarán juntos su famosa receta de cocochas de merluza de anzuelo. Después, Berasategui la lleva a conocer su bar favorito de la ciudad situado en el barrio de Gros, la Bodega Donostiarra. Allí tiene el gusto de probar pintxos de gildas compuestos por guindilla anchoa y oliva, y, por último, dos txakoli, el vino típico vasco. Verónica recorrerá el casco viejo en busca de los pintxos más sabrosos, degustará chuletón y tortilla de bacalao y aprenderá a realizar, en casa de una vecina donostiarra, marmitako y el postre típico de la ciudad: la pantxineta.

Moscú

En el viaje por la ciudad de los zares, Verónica se adentra en la cultura gastronómica moscovita y descubre los rincones más insólitos de la capital rusa. Conoce el borsch, uno de sus platos insignia, un guiso de remolacha que tiene una forma particular de comerse y se acompaña con pan. Y, para entrar en calor el menú ruso se acompaña con la bebida típica: el vodka. Después, se sumerge en el Dorogomilovsky Market, un mercado lleno de hortalizas con múltiples productos conservados en salazón y junto a una familia que le abre las puertas de su casa prepara los Pelmeni o empanadillas rusas y cuentan paso a paso cómo prepararlos. Entre otros de los platos a probar se encuentra la “Ensaladilla Olivier” muy diferente a la ensaladilla rusa que se come en España.

Nápoles

En el episodio italiano de ‘Me voy a comer el mundo’, Verónica visita algunas de sus ciudades, como el centro de Nápoles, donde recorre calles como Spaccanapoli, repleta de pizzerías y locales de fritura, en los que prueba la pizza frita de tomate y mozzarella, un aperitivo típico napolitano y conoce pizzerías famosas como la pizzería Sorbillo y la de De Michele, considerada por muchos la mejor pizza del mundo. Verónica recorre el corazón de Italia y se adentra en uno de los mercados más antiguos de Nápoles: el mercado Piggnasecca. En Sorrento prueba la pasta fresca en el restaurante Zi’Ntonio y un risotto preparado con limones de la zona en Tasso. Este programa descubre los errores capitales a la hora de cocinar la pasta, el verdadero tiramisú y los secretos del café italiano.

Estocolmo y sur de Suecia

Verónica visita Estocolmo, que sorprende con los mercados ecológicos, con el Gamlastan, el centro histórico donde se encuentra el perrito caliente más especial y con las albóndigas en una casa sueca. También experimenta uno de los planes favoritos de los suecos: el picnic en barco. Conoce una de las mejores azoteas, el Urban Deli; también el bar Berns, aprende a hacer kanelbulle o bollos de canela y recorre un mercadillo callejero. En la provincia de Escania, visita una aldea vikinga, prueba el curioso surstromming y vive la fiesta del cangrejo.

Londres

Verónica visita la cosmopolita Londres, y en el Soho comprueba la gran cantidad de restaurantes internacionales que hay. Además, visita Brick Lane y sus restaurantes indios. Por otro lado, prueba el típico roast beef en la tradicional «cena de domingo» conocida como ‘Sunday Roast’. Verónica también presenta a un matrimonio con verdadera pasión por los fogones, y muestra qué consumir en los típicos pubs a cualquier hora. La presentadora vive en Londres, conocido por su parte dulce, una verdadera hora del té y prueba merengue de limón, tarta de manzana, scones, el crumble de frutos rojos y el mítico banoffee pie. Por último, averigua cómo es el English Breakfast más auténtico y el verdadero Fish and Chips.

París

En su viaje a París, Verónica visita un restaurante en el histórico Passage des Panoramas donde prueba el pato y el champagne, dos clásicos franceses. También conoce los guisos más tradicionales de la mano de Daniel, el chef del restaurante Pyrenées Cevennes. Por otro lado, visita el mercado más antiguo de la ciudad, el Marché des Enfants Rouges; una fromagerie tradicional en la que prueba los quesos más típicos, prepara la blanquette de veau (típica carne de ternera) en casa de una de sus anfitrionas, y los más auténticos macarons en la confitería Fauchon. Otro punto dulce de la visita es Du Pain et Des Idées, donde tienen unos de los mejores croissants hechos por Cristophe Vasseur. Por último, prueba la mítica quiche… ¡dentro de una sala de cine!

Madrid

El programa dedicado a Madrid, ciudad en la que vive la Verónica Zumalacárregui, inicia su ruta gastronómica con un desayuno en la Chocolatería San Ginés, para degustar los típicos y los mejores churros madrileños. Más tarde, en La Casa de las Navajas, tomará de aperitivo una docena de Navajas y una buena ración de Patatas bravas y para comer el típico cocido madrileño en el corazón de una familia. También realizará la mítica ruta de tapas, donde se recorren diferentes locales y se prueba una distinta en cada una de ellos, entre otros. Además, también se visitan otros lugares emblemáticos de la ciudad como el barrio de Las Letras, Malasaña y el Mercado de la Paz, donde se degusta la tradicional ensaladilla rusa, las croquetas caseras, los callos a la madrileña o la tan conocida paella.

República Checa

Verónica llega al país de la cerveza por excelencia, la República Checa. Realiza un viaje mágico por sus dos principales ciudades, donde asiste a citas ineludibles como el cambio de guardia del Castillo de Praga. Descubre los famosos trenes de la ciudad que le sirven la cerveza directamente en la mesa. Se convierte en una maestra del clásico Steak Tartar y prueba los exóticos platos checos, siempre colmados de carne y contundentes salsas. En la capital vive algunas de las experiencias más curiosas de sus viajes por el mundo, como meterse en un relajante baño de cerveza o disfrutar de un paseo por la Torre Eiffel praguense. En Brno se cuela en el tradicional Hody checo, una fiesta donde el folclore, la música y la comida despiertan el espíritu más divertido de los checos y se deja sorprender por el misterio del Superpanda Circus, un local clandestino donde los personajes y las aventuras la conducen hasta el palco de este particular circo de los cócteles.