En esta serie, seis americanos de distintos ámbitos sociales vuelven sobre los pasos y trazan el mismo recorrido de tres víctimas que han muerto intentando cruzar la frontera entre México y Estados Unidos

La historia comienza en la morgue, donde los seis participantes deberán emprender un viaje hasta la frontera, haciendo frente a bandas criminales y combatiendo el hambre o las inclemencias del desierto mexicano

Su estreno coincide con la polémica propuesta migratoria de Donald Trump de construir un muro en la frontera entre ambos países

Coincidiendo con la polémica propuesta migratoria de Donald Trump de construir un muro fronterizo que separe su nación del país azteca, el próximo 9 de abril, y todos los domingos, a las 18:40 horas, Odisea estrena en exclusiva Borderland: la frontera México – EE.UU., la impactante serie documental que muestra la realidad de los miles de emigrantes que han fallecido intentando cruzar de manera ilegal la frontera que separa ambos países.

¿Qué lleva a una persona a arriesgar su vida con tal de dejar atrás su país de origen para entrar en otro? ¿Cómo son los pasos que siguen y los peligros a los que se enfrentan? ¿Y sus sueños? ¿Cómo conviven con el miedo y el riesgo?

En esta serie, seis estadounidenses de diferentes ámbitos sociales tendrán que volver sobre los pasos de Nelson, Claudeth y Maira, tres víctimas de las más de 6.000 que han muerto en el desierto en los últimos 15 años intentando cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

Borderland: la frontera México – EE.UU., comienza en la morgue, donde los seis participantes, divididos en tres grupos, se dirigen a Centroamérica para rastrear el pasado y las graves circunstancias que llevaron a los tres emigrantes a arriesgar sus vidas. Desde allí, harán el mismo recorrido que ellos hicieron, llegando hasta la frontera, donde intentarán finalizar con éxito el viaje que emprendieron Nelson, Claudeth y Maira.

Desde esta mirada realista a un problema social actual, los participantes sienten cómo el miedo, la incertidumbre, la desesperación y la promesa de una vida mejor se mezclan con lugares controlados por bandas criminales, el insoportable clima del desierto mexicano, la escasez de alimentos y la posibilidad de ser descubiertos y, en última instancia, detenidos o asesinados.