El asesino Jeffrey Dahmer cuenta su propia historia en AMC CRIME
  • La producción también incluye los testimonios de su padre, su madrastra, dos víctimas y varias personalidades que estuvieron implicadas en el juicio
  • La serie documental repasa de forma minuciosa su vida y aporta claves sobre su comportamiento y su pasión por la necrofilia y el canibalismo
El asesino Jeffrey Dahmer cuenta su propia historia en AMC CRIME

Tras el éxito mundial de la serie ‘Dahmer’, el canal de televisión AMC CRIME, producido por AMC Networks International Southern Europe, estrena el próximo jueves 19 de enero, a las 22:15h, la serie documental ‘Dahmer: En sus propias palabras’. La producción se adentra en la mente de Jeffrey Dahmer de la mano del propio asesino en serie, ya que recupera la entrevista que le realizó la periodista Nancy Glass un año antes de su muerte para analizar las diferentes etapas de su vida y en la que narró sus propios crímenes.

La serie documental también cuenta con los testimonios de su padre, su madrastra, su abogado defensor, dos de sus víctimas, varios personajes clave durante el juicio, el pastor que le asistió durante su estancia en prisión o su exvecina, entre otros. De esta manera, la producción recrea cómo Jeffrey Dahmer fue desarrollando, paso a paso, su gusto por la necrofilia y el canibalismo hasta convertirse en uno de los mayores criminales de la historia de Estados Unidos.

Además de adentrarse en su mente para ofrecer las claves de su comportamiento, ‘Dahmer: En sus propias palabras’ también indaga en los errores policiales que le permitieron seguir cometiendo crímenes y relata cómo fue el juicio por el que fue condenado a más de 15 cadenas perpetuas, su estancia en la cárcel, las percepciones que tenía sobre sus actos, su violento final y la opinión de su familia sobre lo sucedido más de dos décadas después de su muerte.

Episodio 1: Infancia, adolescencia y primeros delitos

‘Dahmer: En sus propias palabras’ arranca explorando su “infancia normal en un buen hogar” y su complicado paso por el instituto, donde desarrolla curiosidad por la taxidermia y un comportamiento errático vinculado al consumo de alcohol en clase. El episodio también aborda el primer plan que construyó Jeffrey cuando solo tenía 15 años, su primer asesinato y su paso por la universidad estatal de Ohio y por el Ejército.

Uno de los platos fuertes de la serie documental es el relato de Preston Davis y Billy Capshaw, dos compañeros de regimiento a los que drogó en repetidas ocasiones para agredirles sexualmente. Tras ser expulsado del Ejército y arrestado por exhibicionismo, Dahmer dio un paso más en su carrera criminal acudiendo a funerales para ver si el fallecido era atractivo e intentar desenterrar su cadáver. Posteriormente, Jeffrey se mudó a Milwaukee, donde aceleró su instinto criminal, agudizó su ingenio para encubrir los crímenes y perfeccionó su destreza para deshacerse de los cuerpos al aprender nociones de química y anatomía.

Episodio 2: Auge, caída y final de Jeffrey Dahmer

El verano de 1990 marca el punto de partida del segundo episodio de la producción. A partir de ese momento, el criminal lleva al extremo sus escalofriantes deseos e incluso dibujó un boceto de un altar construido con los cráneos y esqueletos de sus víctimas. Según declaró el asesino en su entrevista con Nancy Glass, se trataba de un lugar destinado a “poner en orden mis pensamientos y alimentar mi obsesión”.

Jeffrey describe su pasión por el canibalismo y explica cómo cocinaba los bíceps de sus víctimas para después comérselos mientras miraba fotografías de esas personas vivas. Además, repasa los intentos fallidos de convertir a hombres en zombis para acostarse con ellos, prestando especial atención al caso de un joven de 14 años que huyó herido y drogado cuando Jeffrey salió a comprar cerveza. Pese a que había taladrado un agujero en su cráneo para después verter una sustancia cáustica, el agente de policía con el que se encontró restó importancia a lo sucedido pese a la insistencia de varios testigos. Un día después, Dahmer le asesinó.

A través de las valoraciones de varios profesionales que estuvieron implicados en la investigación, la serie documental muestra cómo se acabó convirtiendo en una “máquina de matar fuera de control”, repasando de manera detallada cada uno de los 17 asesinatos que cometió. A continuación, el escalofriante testimonio judicial de la víctima que logró escapar y delató a Dahmer, Tracy Edwards, destapa el macabro ritual que seguía antes de cada asesinato.

La producción termina repasando el juicio por el que se le condenó a más de 15 cadenas perpetuas, su conversión al cristianismo en la cárcel, su intento de suicidio, la visita a prisión de la hermana de una de las víctimas para tener una conversación con él y su asesinato a finales de 1994. Por último, muestra la reconciliación de Jeffrey Dahmer con su familia y las opiniones actuales de su padre y su madrastra sobre lo ocurrido.